Tratamiento
Principal Mapa Web Webmaster Català
Arriba
Historia SFC/ENMI
Tratamiento
Laboratorio Fatiga
25 % SFC
Neurocognitivo
Mitocondrial
Miop.Metabólicas
Otras...

DE INTERÉS

Ayúdenos !. Pulse en la tarjeta FibroCARD para apoyar de forma efectiva la investigación en FM y SFC (enlace externo a "Fundación")

 


Infórmese sobre el "Registro de pacientes con Fibromialgia y/o Síndrome de Fatiga Crónica".


Suscríbase a nuestro foro y podrá hacer consultas "on-line" a nuestros médicos y contactar con otros afectados.

 


Enlace con la Revista Biorritmes sobre FM y SFC

La revista "Biorritmes" es de divulgación general sobre FM y SFC. Sus artículos no reflejan necesariamente nivel de evidencia científica.

Unidad de Tratamiento de Fatiga Anormal

La "Fatiga Anormal" es un síntoma de gran amplitud, en el sentido de que son muy numerosas las causas que pueden producirla. El Síndrome de Fatiga Crónica / Encefalomielitis Miálgica, es sólo una posible causa para este estado de fatiga.

Algunas situaciones clínicas que cursan con gran fatiga, como por ejemplo, la fatiga de las enfermedades autoinmunes (lupus, artritis, Colitis Ulcerosa, Enfermedad de Crohn...), de algunas enfermedades neurológicas, la fatiga del deportista, la secundaria a alteraciones del sueño, a la Fibromialgia, a situaciones de Estrés Postraumático, las post-virales o parasitarias, e incluso la debida a la utilización de algunos fármacos o sustancias tóxicas (como los antirretrovirales, betabloqueadores, antidepresivos, fármacos biológicos, alcohol, drogas, exposición a sustancias tóxico-químicas etc.), a pesar del gran desconocimiento que todavía las envuelven, parecen tener algunas características comunes que, independientemente del diagnóstico, hacen que se trate de un síntoma que afecta mucho la calidad de vida del enfermo, de forma homogénea y persistente en todas las actividades de la vida diaria.

Una característica común a todas ellas, es la afectación mitocondrial, que se produce ya sea como causa o consecuencia de la enfermedad de base, en casi un 60% de los enfermos afectados por cuadros de fatiga anormal persistente. Existe una clara corriente científica que considera a estos cuadros de fatiga anormal, que cursan con intolerancia al ejercicio, como una forma de las patologías mitocondriales del adulto, sin expresión fenotípica (enlace externo al artículo).

Lejos quedan las épocas en que estos cuadros de fatiga eran atribuidos, de forma exclusiva, a patología psiquiátrica y hoy sabemos que la prevalencia de trastornos psiquiátricos en enfermos con fatiga anormal no parece ser superior a la de otras poblaciones de control. Este criterio organicista hace de interés, abordar, de forma científico-terapéutica los cuadros de fatiga anormal para evitar en la medida de lo posible su persistencia o empeoramiento. Se ha demostrado que la detección y tratamiento precoz de cuadros de fatiga anormal mejora el pronóstico y que si esto se asocia a la eliminación de factores perpetuantes, el pronóstico aún es mejor, lo cual debe tenerse muy en cuenta en los cuadros de fatiga anormal en niños y/o adolescentes.

Nuestra Unidad de Tratamiento de Fatiga Anormal ha estudiado minuciosamente toda la evidencia científica y empírica existente sobre estos cuadros, valorando los protocolos de tratamiento de los profesionales de más reconocido prestigio internacional y teniendo en cuenta la frecuente coexistencia con cuadros de Hiperreactividad y/o Sensibilidad Química Múltiple, ha adaptado el reconocido protocolo del Dr. Stephen Sinatra (cardiólogo) que intenta compensar el déficit de ATP de producción mitocondrial.

Este protocolo incluye la administración de: Ubiquinona (CoQ10), D-Ribosa, L-Carnitina y Magnesio, a los Área de perfusión del IFRque añadimos, en base a nuestras investigaciones, un expansor del plasma, Ademetionina y ATP, segun criterios clínicos. La administración requiere vía oral, intramuscular y endovenosa, por lo que se aplica de forma semanal (una vez por semana), durante 8 semanas, en nuestro centro y bajo estricto control médico. El protocolo se asocia al cumplimiento de unas pautas específicas higiénico-dietéticas dirigidas a la patología mitocondrial.

El déficit de Coenzima Q10 parece estar bien documentado en muchos pacientes con SFC y también parece influir negativamente en el pronóstico por inducir un factor de riesgo cardiogénico (enlace externo a la cita). La Ademetionina, la L-Carnitina y el magnesio, son reconocidos candidatos al tratamiento sintomático del SFC (enlace externo a la cita), aunque sabemos que los tratamientos de corto plazo, no parecen ser efectivos, por lo que se requiere persistencia en los mismos (enlace externo a la cita). Algunos fármacos, como las estatinas, bloquean específicamente la producción endógena de Coenzima Q10, lo que requiere una cuidadosa evaluación del contexto clínico del enfermo.

Estudios observacionales (comunicación personal), evidencian mejorías clasificadas como "buenas o muy buenas" en un 65% de enfermos, con resultados "sin cambios" en un 27% y empeoramientos en un 3%. Se presentan efectos adversos que obligan a suspender la pauta de tratamiento en un 5% de enfermos sin que hayamos podido establecer, "a priori" la pertenencia a cada uno de estos grupos del paciente propuesto para el tratamiento. La impresión del enfermo de mejorar de sus taquicardias frente a esfuerzos mínimos, a las pocas sesiones, parece ser un buen indicador pronóstico de la efectividad, sin que podamos afirmar ésto por el momento, de forma contundente.

La impresión de mejoría se evalúa en base a las horas diarias de operatividad del paciente (ventana operativa).

Las mejorías (física y neurocognitiva) tienden a persistir con mantenimiento de la pauta oral, entre 6 y 18 meses, tras los cuales normalmente, se requiere una repetición de la tanda de sesiones.

Las sesiones requieren la lectura y aprobación de un consentimiento informado; se realizan de forma ambulatoria y no precisan ingreso. Se recomienda permanecer en el centro hasta dos horas despues.

Las sesiones se realizan en una zona libre de sustancias químicas, higienizada de forma específica, en cómodos sillones adaptados y se suministran al paciente unas gafas que incorporan sistemas de sincronización de ondas cerebrales que puede utilizar si su nivel de hiperreactividad lo permite.

Consulte con su médico del IFR su idoneidad para ser incluído en este protocolo si presenta un cuadro de fatiga anormal persistente.

El tratamiento no se suministra sin diagnóstico e indicación por parte del IFR.


aPara saber más, en un nivel básico, recomendamos la lectura del libro de la Dra. Sarah Myhill (doctora en medicina), sobre "Diagnóstico y Tratamiento del Síndrome de Fatiga Crónica" (enlace al pdf en inglés).

aPuede consultar los precios de las sesiones de nuestra Unidad de Fatiga Anormal, en éste enlace interno.

 
Copyright © 1999-2014. Institut Ferran de Reumatología, S.L. Última Modificación : 30/12/2013