Psicología
Principal Mapa Web Webmaster Català
Arriba
Reumatología
Fibromialgia y SFC
Neuropsicología
Intolerancia Quím.
Terapia Celular
Dolor
Reum.Pediátrica
Psicología
Neurocirugía
Dolor de Espalda
Genética
Ecografia

Consulta por Información sobre nuestro Servicio de Consulta por Videoconferencia.

Videoconferencia

 

DE INTERÉS

Información sobre las enfermedades reumáticas más comunes (Sociedad Española de Reumatología) - enlace externo-.


RELAJACIÓN

En este enlace externo puede descargar un archivo audio de relajación y para mejorar su autoestima.


UNIDAD DE PSICOLOGÍA CLÍNICA 

Jefe de la Unidad : Dra. Anna M. Cuscó  (Médico y Psicóloga)  

  • Intervención psicológica en enfermedades crónicas y dolor.

  • Psiconeuroinmunología.

  • Terapia Cognitivo-conductual.

EL ENFERMO FRENTE A LA ENFERMEDAD CRÓNICA 

En Reumatología el concepto de enfermedad va ligado con frecuencia al de cronicidad.

La enfermedad crónica se define como un “trastorno orgánico y funcional que obliga a una modificación del modo de vida normal del paciente y que ha persistido o es probable que persista durante largo tiempo”.

Cuando se recibe el diagnóstico de una enfermedad crónica, el enfermo siente que el, hasta ese momento, tranquilo cuadro de su vida se rompe en pedazos y éstos se desparramaran sin dejar esperanza alguna de reconstrucción. Aunque la enfermedad ya diera la cara desde mucho antes, siempre con la secreta esperanza de un “estoy exagerando y no será tanto”.

Como primera reacción es muy común quedarse como paralizado en un estado de "shock", ira y miedo. Y aparece la imagen de la vida que se ha perdido: la que hasta ahora se había tenido y la que se quisiera tener.

Pero la vida sigue, a pesar de eso, y es necesario aprender a vivir con la nueva situación y sus condicionantes.

Es necesario volver a priorizar, reestructurar su estilo de vida, física y emocional, y superar los desafíos a los que ahora tiene que hacer frente.
 

Con frecuencia el conseguir esta meta es un proceso que pasa por diferentes fases. Es habitual que en alguna de ellas aparezca, añadiéndose a la enfermedad de base, otro tipo de síntomas que incluyen: tristeza, irritabilidad, impaciencia, ansiedad, etc.

El dolor y la frustración aparecen en la mayoría de estos casos como consecuencia lógica de la pérdida de las expectativas que hasta ese momento se habían considerado como alcanzables.

Pero conseguir vivir creativamente con una enfermedad crónica ayuda a superarlos. Para ello se necesitan habilidad, apoyo y aprendizaje para afrontar el nuevo estilo de vida que será imprescindible adoptar.

El apoyo medico-psicológico especializado y en el contexto de una atención multidisciplinar permite conseguir esta readaptación en el menor espacio de tiempo posible, con la finalidad de llegar cuantos antes mejor a una nueva faceta de vida igualmente  satisfactoria, con la máxima calidad de vida que el curso de la enfermedad nos permita y este es el objetivo de nuestra Unidad de Psicología Clínica, bajo la dirección de médicos que, adicionalmente, son licenciados en psicología.

 

Psicología Cognitiva : ¿Qué es la Terapia Cognitiva?

La forma que tenemos de pensar sobre las cosas, las diversas situaciones o los demás, va a determinar que interpretemos la realidad de un modo u otro. Hay veces que nuestro modo de pensar no es adaptativo, no sólo no nos ayuda sino que nos entorpece en nuestra vida diaria. Un ejemplo popular es el de la botella que contiene la mitad de líquido: ¿está medio llena o medio vacía?

La terapia Cognitiva se encarga de modificar las creencias que nos llevan a sentimientos y conductas no deseados, así como las consecuencias que tienen sobre nuestro entorno. Es un procedimiento terapéutico psicológico que se ha demostrado eficaz en el enfoque de la Fibromialgia o del Síndrome de Fatiga Crónica junto a otras muchas enfermedades.

El paciente aprende a detectar los pensamientos automáticos negativos que le llevan a unas respuestas no adaptativas,usando estrategias cognitivas mediante la razón y la lógica.

El objetivo es generalizar lo que el paciente ha aprendido en las sesiones de terapia a su vida diaria, una vez que ya no se encuentre en tratamiento.

Depresión

La persona está triste la mayor parte del día, casi cada día, según lo explica ella misma o la gente de su alrededor. No hay capacidad para experimentar placer en la mayoría de actividades. Se puede dar una pérdida de peso sin intención de adelgazarse. El sueño queda alterado, produciéndose generalmente insomnio y en algunos casos hipersomnia (exceso de sueño). Aparecen excesivos sentimientos de culpa o sensación de ser una persona inútil.

Crisis de Ansiedad

Aparece sensación aislada y temporal de miedo o malestar de carácter intenso, que empieza de forma brusca y llega a su máximo al cabo de 10 minutos, mientras la persona siente una necesidad inminente de escapar y que se va repitiendo a lo largo del tiempo.

Son característicos los siguientes síntomas: palpitaciones, sudor, temblores, sensación de ahogo, sensación de atragantarse, opresión o malestar torácico, nauseas o molestias abdominales, inestabilidad, mareo, sensación de irrealidad, sensación de estar separado del propio cuerpo, miedo a perder el control o volverse loco, miedo a morir, sensación de hormigueo y sensación de escalofríos.


Muchas veces, después de haber experimentado diversas crisis de ansiedad la persona desencadena una agorafobia, que es ansiedad al encontrarse en una situación o lugar del cual será difícil escapar o pedir ayuda en caso de sufrir una crisis de ansiedad

Fobia

Es un miedo intenso y persistente a objetos y situaciones claramente discernibles y circunscritos. El hecho de exponerse al estímulo fóbico provoca siempre e inmediatamente una respuesta de ansiedad. Los adultos reconocen que el miedo es excesivo o irracional. Como ejemplos podríamos citar la fobia a volar en avión, la fobia a los perros, la fobia a las tormentas, la fobia al transporte público y un largo etcétera.

Insomnio y trastornos del sueño.

Dificultad para conciliar el sueño mantenerlo a lo largo de la noche, o la sensación de no haber tenido un sueño reparador que dura como mínimo un mes.

La preocupación por no dormir puede generar un círculo vicioso: cuánto más intenta la persona dormir, menos lo consigue. Por contra, la persona puede dormirse más fácilmente cuando no lo intenta, por ejemplo, mirando la televisión.


aLe recomendamos que acceda a nuestro Foro de Pacientes, donde podrá contactar con otros afectados y con profesionales, obteniendo información veraz y contrastada.


* el archivo (47 Kb.) requiere Get Adobe Reader logo

1999-2013© :: Institut Ferran de Reumatologia, SL. :: Página Modificada el 21/12/2012